Accidente en El Frontón

By


La semana pasada nuestro corresponsal Iker Amondarain “Gordinho” se encontraba de viaje por Canarias y tuvo la “mala suerte” de presenciar uno de los momentos mas criticos vividos en El Frontón, una terrible caida que gracias a Dios salio bien pero que podia haber tenido un final muy triste… Iker nos cuenta su experiencia:

Habitualmente podéis leer en la web cuando escribo sobre viajes, campeonatos, eventos….pero esta vez lo hago sobre algo mucho mas serio que todo eso; lo que vivimos el pasado domingo en el Frontón. He bajado unos días a Gran Canaria, a casa de mi amigo Airam, a hacer unos temas de trabajo y a surfear un poco con todos mis amigos de allí. Hemos cogido unos días en Frontón, pequeño pero divertido. El sábado a la tarde ya subió el mar y para el domingo a primera hora se esperaban buenas olas. Subí , junto con Airam y Erik, y sobre las 7 am ya estábamos entrando. Había series de 1 metro pasado nuestro, alguna un poco más grande. A priori, no era un día ni grande ni peligroso. Las series entraban cada una de una dirección, el swell no venia claro de ningún sitio.

Cuando llevábamos 3 horitas en el agua, mi gran amigo Ardi, me dio un sabio consejo en el pico, delante de todo el mundo: ” Iker, cuidadito que esto se esta empezando a secar… ándate con ojo”. Yo que ya soy “perro viejo” para estas cosas, me lo tome al pie de la letra y entendí rápidamente el mensaje. Cogía una y me salía. Antes de que pudiese coger una, remonto Airam que se la había llevado. Gracias a Dios, no le había pasado nada. Se dio con el pecho en el fondo, el codo, tenia un agujero en el bb y el reloj reventado…pero bueno solo fue un susto. De la misma cogí una izquierda, que solo cubría un par de palmos y para afuera… De la que salí para fuera, detrás mio salieron Aitor Ojeda, Ardiel, Airam, Angel, Erik….la mayoría nos salimos. Pero se quedaron en el agua unos 8/10.

Mientras nos cambiamos vino una serie grande, y de la que cogió la baja se seco mucho. Un niño se tiro de izquierdas y Jose se tiro de derechas… se pego un wipe out brutal volando de cabeza de arriba abajo….unos niños que estaban fuera se empezaron a reír a lo que Ardiel les grito: ” No os riais que no tiene ni puta gracia, se ha podido hacer mucho daño”. Ardí , sabia de lo que hablaba… Paso la espuma, y vimos el bb flotando. Lo primero que nos vino a la cabeza es que había roto el invento…cuando de repente vimos el brazo erguido de forma inerte de Jose y se lo llevaba la corriente…todos los que estábamos fuera nos pusimos a gritar como histéricos a la gente del agua para que fuesen a por el…estaba inconsciente y bocabajo… Aitor Ojeda, con un acto de valentía y reflejos, no lo dudo ni un segundo. Cogió y se tiro en corriendo en bermudas y con zapatillas al agua…a la vez Richard Díaz se dio cuenta de lo que pasa y fue remando a tope a por el. Seguimos pegando gritos y todos los que estaban en el agua fueron a por el.

Con mucho esfuerzo y entre todos le llevaron esta el canal de la izquierda, donde entre los que estábamos fuera y los del agua conseguimos sacarlo. Estaba rígido, con los ojos en blanco, las manos moradas, con convulsiones, vomitando y con una buen corte en la cabeza…. se le puso de costado para que pudiese echar todo el agua…estuvo los 40 min, que paso desde que le sacamos hasta que se lo llevo el helicóptero, echando agua…Se siguieron las indicaciones, por teléfono, que nos daba un medico del 112 que ya los primero minutos en esas situaciones son cruciales…al de 25 min llego la primera asistencia sanitaria.

Ya sé que puede sonar un poco pesado todo lo que he escrito, y no soy ni el padre de nadie ni soy Ben Player surfeando, pero tenemos que darnos cuenta del peligro de ciertas situaciones. Hay que ser consciente de las limitaciones que tiene cada uno en el agua y no venirnos arriba en el agua, porque Fulanito se tira olas grande o Menganito sale en un vídeo volando por los aires. No solo ponemos en peligro nuestras vidas, sino la de los que nos van a tener que rescatar…Cada día hay mas gente en olas como el Frontón, La Central, Santa Maria, etc… que llevan poco años entrando al agua y no son conscientes del riesgo que conllevan estas olas.

Gracias a muchas cosas de las que se hicieron el domingo, podemos decir que José en el hospital recuperándose y parece que va todo bien. Pero parte la culpa la tienen varios bodyboarders muy experimentados que colaboraron en el rescate, sino no estaríamos hablando del susto que fue para nosotros lo que paso el domingo, sino de algo mas grave y doloroso.

Señores, el mar y las olas no son ninguna broma…

Iker

Kynay

Tags: